Qué es un CFD y cómo hacer trading con estos instrumentos

Qué es un CFD y cómo hacer trading con estos instrumentos

Hacer trading trae consigo el uso de diversos instrumentos que le permiten al trader llevar a cabo sus operaciones. Sin embargo, muchos no saben cuál es el más adecuado para invertir, por lo que el objetivo del portal Invertir en Forex es dar a conocer los mejores mecanismos para hacerlo. Entre las preguntas que suelen plantearse se encuentra ¿Qué es un CFD? La cual se resolverá en el presente artículo.

Los CFD han ido ganando popularidad entre los traders debido a sus características particulares y lo que le brindan al trader al operar, por lo que en el presente artículo se abordarán los factores más importantes que lo componen, desde sus beneficios, riesgos, hasta la forma en la que es posible operar haciendo uso de este mecanismo.

¿Qué es un CFD y cómo funciona?

Antes de ahondar más en el tema, es necesario definir en qué consiste. CFD es la sigla de Contratos por Diferencia (Contract for difference, en inglés) y se trata de un instrumento financiero a través del cual se realiza el intercambio de la diferencia entre el precio de compra y de venta de un determinado activo.

Un contrato por diferencia permite especular sobre el precio del activo subyacente sin necesidad de que el trader lo adquiera directamente. En pocas palabras, si un trader opera con CFD, no adquiriría como tal dicho activo, sino que especularía con respecto a los movimientos de los precios de estos. Lo que brinda ciertos beneficios que se abordarán más adelante.

Los Contratos por Diferencia son representados por dos tipos de precio, que son el de compra y el de venta. El primero de ellos (denominado bid) es el precio de apertura de un CFD en corto, mientras que el segundo (llamado offer) es el valor de apertura de un CFD en largo.

Beneficios de los CFD

Ahora bien, ya que los CFD son instrumentos complejos, para decidir si este es el más adecuado para usted, es fundamental que conozca los beneficios de operar CFD sobre los activos subyacente. Entre las principales ventajas se encuentran:

Apalancamiento: El apalancamiento consiste en una especie de deuda con la cual el trader puede acceder a un mayor capital del que tiene en un inicio, por lo tanto, esta herramienta le permite operar con más dinero del que tiene en su poder al iniciar la operación, Sin embargo, esto también tiene ciertos riesgos que se abordarán en el siguiente punto.

Accesibilidad: Los CFD son instrumentos financieros de trading al cual puede acceder todo aquel que se encuentre interesado en invertir en los mercados financieros, ya que la mayoría de los brokers del mundo de las inversiones en línea los incluyen en su oferta, al ser uno de los mercados más destacados a nivel mundial.

Abrir operaciones: Gracias a su flexibilidad, con los CFD existe la posibilidad de operar abriendo posiciones de compraventa, bien sea en corto o en largo, obteniendo rentabilidades de los mercados: al alza y a la baja, lo que a su vez le brinda la posibilidad al trader desarrollar y ejecutar estrategias que permitan sacar provecho de los activos subyacentes.

Diversificación de cartera: Esta es una técnica de trading en la que el trader compone su cartera con diferentes clases de activos, con el fin de reducir el riesgo que conlleva realizar una inversión.

Riesgos de los CFD

Una vez que conoce lo que es un CFD y los beneficios con los que cuenta, también es importante describir los riesgos que conlleva operar con este instrumento. Los principales son:

Apalancamiento: Aunque es considerado como un beneficio, es válido mencionar que el apalancamiento también puede ser visto como un riesgo, por lo que debe considerar si comprende dichas desventajas antes de hacer uso de estos instrumentos financieros. Una de las desventajas del apalancamiento es que, así como es posible magnificar las posibles ganancias, puede suceder lo mismo con las pérdidas.

Cargo nocturno: Si después de abrir una posición, esta se mantiene abierta durante el horario nocturno, estará sujeta a cargos de financiamiento, lo que significa que al trader se le realizaría el cobro de un interés cuyo valor depende del tamaño de contrato y el tiempo en el que se mantiene abierta la posición.

Liquidez: Este es uno de los riesgos más conocidos de los CFD, pues consiste en la incapacidad de vender un activo en el momento adecuado, o que, si se logra vender, se realice por un precio mucho más bajo de lo que se encuentra en el mercado, generándole pérdidas significativas al inversor.

Inmediatez: Este riesgo depende meramente de la agilidad del inversor, pues si la orden no llega a ejecutarse inmediatamente, es posible que pierda una oportunidad importante, ya que el mercado puede cambiar de forma constante.

Finalmente, es necesario que el inversor tenga en cuenta que los CFDs son instrumentos de alta complejidad, por lo que debe aprender identificar los riesgos de utilizarlo en sus operaciones.

¿Cómo operar con CFDs?

Hoy, la mayoría de los brókers ofrecen operar CFDs que posibilitan invertir en una gran variedad de activos, entre los que se encuentran algunos de los más populares como las divisas, acciones, criptodivisas, índices, entre otros, a través de los cuales se permite especular sobre su valor, como se mencionó, sin tener que poseerlos ni comprarlos de manera directa.

Asimismo, no solo basta con saber qué es un CFD, sino también conocer cómo funcionan estos contratos sobre los activos subyacentes.

En términos generales, si el inversor piensa que el valor de un activo se elevará, entonces apostará por abrir una posición sobre el precio de compra, es decir, que deberá comprar un CFD sobre acciones de dicho activo y cerrará dicha operación cuando se realice la venta del contrato.

Lo anterior quiere decir que, si el precio de la acción aumenta al llevar a cabo la venta del contrato, el inversor obtendría los beneficios correspondientes al incremento de dicho valor, es decir, la diferencia entre el precio de entrada y el precio de cierre de la operación.

Pero, si sucede al contrario y el inversor piensa que el valor de la acción sufrirá un descenso, este deberá abrir una posición bajista sobre el precio de venta. Es decir, que venderá el contrato sobre la acción y cerraría la operación comprando dichos contratos vendidos. Por lo tanto, en el momento en que se compre el activo subyacente ya a un menor precio, el inversor tendría acceso a las utilidades equivalentes al descenso de ese valor.

Plataformas de operación

Ahora bien, en cuanto a las plataformas de trading a través de las cuales es posible realizar las operaciones con los CFD, existen algunas populares en los mercados como lo son MetaTrader y Webtrader, a las cuales podrá acceder a través de broker, el cual debe ser entidad autorizada y regulada por las autoridades financieras pertinentes.

La primera de ellas, MetaTrader 4, es utilizada por muchos traders alrededor del mundo, debido a que brinda herramientas tecnológicas de punta con las que garantiza, a su vez, la seguridad de los datos personales y de las operaciones del inversor.

Además, esta plataforma de trading ofrece instrumentos como creación de gráficos, de análisis técnico, entre otras que son de gran ayuda para los traders, sin importar su nivel de experiencia en el mercado.

Por otro lado, en cuanto a la segunda plataforma, Webtrader, cuenta con una interfaz sencilla y rápida de usar, ya que posee un diseño moderno y brinda diversas herramientas de análisis intuitivas que le proporcionan al inversor una mayor capacidad de comprensión de los diferentes mercados financieros.

Finalmente, si le interesa saber más sobre lo que es un CFD, entre otros temas del mundo de las inversiones en línea, no dude en continuar atento a nuestro contenido formativo, así como de las reseñas y revisiones detalladas acerca de los brokers más reconocidos por los traders.

Conclusión

Como se ha expuesto anteriormente, el trader interesado debe tener en cuenta que los CFD son instrumentos complejos de operar, que bien pueden generar beneficios financieros, pero, para esto, antes de hacer trading con ellos debe considerar si comprende todos los riesgos que esto conlleva, si puede permitirse asumir estos y tener claridad de cómo hacerlo. De lo contrario puede perder dinero rápidamente debido al desconocimiento de los factores que intervienen al momento de operar con CFDs y que han sido expuestos anteriormente.

El desconocimiento de los mercados y de los riesgos al momento de operar con CFD es una de las razones por las cuales los inversores minoristas pierden dinero. Por ejemplo, muchos ven reducidos sus depósitos rápidamente debido al apalancamiento.

Por ende, antes de empezar a hacer operaciones con CFDs, puedes abrir una cuenta demo con la cual podrás familiarizarte con las plataformas de trading y los movimientos del mercado. Esta es una estrategia que todo trader principiante deber tener en cuenta para reducir cualquier riesgo y no perder su dinero.

Además, recuerde que, para hacerlo, se debe contar con un broker cuya actividad esté autorizada y regulada por las autoridades financieras competentes.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto dura un CFD?

La mayoría de los Contratos por Diferencia no tienen fecha de vencimiento, como por ejemplo los que son sobre acciones, Forex, e índices, mientras que los CFD sobre materias primas sí suelen tener fecha de caducidad.

¿Qué es un activo subyacente?

En finanzas, se define al activo financiero como todo aquel que es sometido a un tipo de contrato, que es negociado en los mercados y que, a su vez, se utiliza como la base de los contratos de derivados y/o de otra clase de productos.

¿Qué es Forex y cómo funciona?

Forex, que proviene del anglicismo Foreign Exchange, se trata de un mercado a nivel mundial, en el que se operan las divisas (monedas) oficiales de los países alrededor el mundo. Este es uno de los mercados financieros más extensos y populares a nivel global, por lo que es considerado como el de mayor liquidez.

About Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Brokers recomendados

Últimas noticias financieras